Conéctate
Nombre de usuario :
Contraseña:
Recuérdame
Regístrate
Olvidé mi contraseña

Mi profesora ->Mi profesora 2


¡¡Que gusto, qué sensación!! Sentir cómo mi polla recorría esa vagina caliente y lubricada era una delicia. En tres embestidas mi polla consiguió entrar por completo. Pero ella parecía que quería más. Notaba cómo sus labios mayores empujaban mis huevos hacia abajo, haciendo fuerza, para sentir mi polla más adentro aún. Empezó a cabalgarme brutalmente. Menudas embestidas, fuertes, mas fuertes, mis huevos golpeaban con su cuerpo pero a ella parecía encantarle. Lanzaba gritos de placer. Y eso me excitaba aún más.

Ella me follaba como una perra en celo. Estaba excitadísimo y sus movimientos bruscos y pasionales me lo decían. Una agitación enorme y unos enormes gritos, me advirtieron que estaba apunto de correrse. Efectivamente no tardó. Pronto noté su flujo recorrer mi abdomen y yo me excité aún más, si es que eso era posible.
Quería darle aún más caña. Quería ser yo el que me la follara. Así que la apoyé en la mesa y se la clavé de lado. Empecé a follármela con muchísima rapidez. La embestidas eran brutales. Una tras otra, sin descanso. Ella gemía, Me arañaba la espalda con su mano, que me apretaba contra ella para sentir todo mi rabo hasta el fondo de ella.
Estaba a punto de correrme. Era inminente. No quería correrme dentro de ella porque no me había puesto ninguna protección, así que la saqué, me arrodillé encima de ella y solté toda mi lefa sobre sus tetas. Ella parecía encantada con mi leche recorriendo sus tetas y con mi polla jugando con ellas.

Sigue siendo mi profesora favorita. Y no me pierdo ninguna de sus tutorías.
Mi profesora 2